El 1 de marzo de este año se introdujo una nueva forma de calcular el índice de eficiencia energética de los electrodomésticos, lo que significa un nuevo sistema de etiquetas de Eficiencia Energética. Pero, ¿en qué consiste este cambio? 

No te preocupes. ¡Te lo explicamos todo a continuación! ¿Cómo son las nuevas etiquetas de calificación de Consumo Energético

Las nuevas etiquetas de consumo energético

Para saber si la etiqueta que estás viendo en un electrodoméstico es la nueva o la vieja, sólo tienes que echarle un vistazo a la escala de niveles

El nuevo modelo de eficiencia energética emplea una clasificación de la A a la G. Las viejas van desde la A+++ hasta la D. 

Esto, por supuesto, influye en las calificaciones actuales. El nivel de eficiencia en el consumo energético de los electrodomésticos actuales va a cambiar, pero eso no significa que ahora sean peores. ¡No te asustes! Solo hay que acostumbrarse a esta nueva escala. 

Antes de evitar los electrodomésticos con un nivel C o D (o incluso E) como la peste, piensa que estos son los que antes calificábamos con un A++ o más

Sin embargo, se han introducido algunos cambios más en las nuevas etiquetas:

  • Código QR: que puedes escanear para obtener más información sobre el nuevo etiquetado. 
  • Universalidad: en los sistemas de medida (litros, vatios y decibelios) y en imágenes perfectamente comprensibles en todos los países de la Unión Europea. 
  • Nuevo sistema de cálculo: ahora, el consumo de los electrodomésticos se calcula en 100 ciclos, y no en algo tan hipotético como los usos anuales. 

Hasta el 1 de noviembre de este año, podrás encontrar ambas etiquetas en electrodomésticos como neveras, hornos, lavavajillas o lavadoras. A partir del 1 de septiembre se incorporarán los aparatos eléctricos y en 2022, cuando se tiene prevista la mejora en el funcionamiento de las bombas de calor, las secadoras. Hasta entonces, las lavadoras con secadora incluida necesitarán las dos etiquetas

¿Por qué se introduce este cambio? 

El gran avance en la tecnología desde que se implantó el antiguo sistema de etiquetado en 1994 ha hecho que se haya quedado anticuado en 25 años

Según los estándares que regían aquella escala, cada vez más electrodomésticos eran mejores que el nivel más alto de eficiencia establecido, por lo que se empezaron a introducir más y más niveles A+, hasta el A+++. 

En un momento dado, esta clasificación dejó de ser útil para el consumidor.  

Ya no se reconocía la verdadera excelencia en términos de ahorro energético, por lo que esa escala ya no era un indicador efectivo al hacer que todos los electrodomésticos fueran «los mejores». ¿Para qué sirve la etiqueta de eficiencia energética si no es de ayuda? 

El objetivo de la Unión Europea con los cambios en las etiquetas y certificado de eficiencia energética es redistribuir las gamas electrodomésticos siguiendo unos criterios más precisos y significativos. 

Por ejemplo, el nivel A en esta nueva escala se ha dejado vacío a propósito para hacer hueco a los electrodomésticos que revolucionarán la tecnología doméstica de aquí a un tiempo y reconocer debidamente sus innovaciones. ¡Tal vez haya que cambiar otra vez el sistema de etiquetas dentro de otros 25 años! 

Más información sobre la nueva Calificación de Consumo Energético

En Navarreteonline.com nos comprometemos a informarte sobre cambios como este y en qué pueden afectarte. 

Pronto te traeremos un vídeo explicando mucho más detalladamente cómo leer la nueva etiqueta de eficiencia energética. De momento, aquí tienes una pequeña explicación en vídeo: