Aunque parezca evidente, pasar una nota de reparación a un servicio oficial no es siempre fácil ya que no estamos acostumbrados. Te damos unos breves consejos para hacerlo bien.

1. Asegúrate primero de que la máquina esté realmente averiada y no sea un fallo de instalación no se a que venga el servicio técnico y te cobre «por no hacer nada».

2. Recupera los datos básicos de la máquina o equipo antes de comunicarte con el SAT (Servicio de Atención Técnico) como son la marca, la fecha de compra, el modelo y el número de serie. Este último es muy importante ya que cuando comuniquemos la avería al servicio técnico correspondiente, será la pista para saber la fecha de fabricación del equipo. Suele estar a continuación del modelo que encontrarás en la típica etiqueta de color plata donde figuran los datos de la máquina.   Si no lo das es posible que el mecánico tenga que hacer dos visitas con el consiguiente retraso en la reparación y sobrecoste.

3. Ponte en contacto con el Servicio Técnico por el medio que prefieras. En nuestra web tienes los teléfonos más frecuentes (teléfonos SAT)

4. Exige siempre que te faciliten dos cosas: 1) La fecha prevista de visita y 2) el número de intervención que será el dato para controlarla en caso de demora.

5. ¿Tendré que pagar por el servicio? Por ley tienes dos años de garantía pero en todos los casos quien decide si una avería entra o no en garantía es el servicio técnico de la marca y hay que seguir un protocolo.

Y , como siempre, ante la duda contacta con nosotros